Personas que sueñan conmigo:

28 de marzo de 2013

Capitulo 7.- {Let me love you }


[Capitulo dedicado a Valeria, (@ValeValeria99) gracias por todo cielo.]

*Recapitulando*
-NARRA JUSTIN-
"Siento el móvil vibrar en mi bolsillo, seguramente es Scooter, pienso. Pero al encender la pantallita veo que no es él, sino un número desconocido que me envía un mensaje. Lo abro y comienzo a leer detenidamente
"¡Wow Bieber! Me tienes impresionado, hace a penas un mes que rompiste con Jasmine y ya estas con otra chica, muy guapa por cierto. Espero que le hayas contado en toda la mierda en la que la estas metiendo, puedes empezar contándole como quiero arruinar tu carrera y lo poco que me importa matar a alguien para conseguirlo, como lo hice con Sindy..."
Capitulo 7.- {Let me love you}
-SIGUE NARRANDO JUSTIN-
Llego al hotel lo más rápido que puedo y el coche me lo permite. Tengo los nudillos blancos de lo fuerte que estoy apretando el volante, ni me aun creo que ese gilipollas se haya vuelto a poner en contacto con migo después de lo de esa chica, él sabe que es mi punto débil y sea lo que sea que quiera ahora, no dejare que toque a Vanessa como lo hizo con Sindy. 
Aparco el coche justo en frente de las puertas, hay algunas fans gritándome y no dudo en acercarme a ellas para tomarme una foto; luego de eso corro hacia la planta 27 que es dónde está mi habitación y una vez que llego allí, veo a Scooter jugando con la Xbox con Kenny y a mis amigos Chaz Sommers y Ryan Buttler tumbados en la cama. Cuando se dan cuenta me miran con los ojos abiertos.
-¡Bro'! ¿En donde te metes?-Exclama Sommers.
-Tíos, tenemos que hablar.-Digo serio.-Mirad esto.
Saco el móvil de mi bolsillo derecho y se lo lanzo a Scooter, mi manager; Chaz y Ryan acuden hacia donde se encuentra Scoot para leer el mensaje. Una vez que lo han leído me miran con los ojos abiertos como platos.
-Para empezar, ¿que otra chica?-Exclama Somers.
-La conocí hace apenas cinco días, es amiga de Fredo.-Elevo mis hombros.-Pero tranquilos, no volveré a hablar con ella, no quiero que esté involucrada en nada de esto.
-Es lo mejor man.-Me dice Scooter.-Aunque de momento, no la pierdas mucho de vista ¿vale? no sabemos lo que puede hacer este idiota.
-La he invitado al concierto de hoy, ¿bien?
-Si, pero llevemos cuidado.
Choco los puños con mis tres chicos y luego corro hacia el baño para darme una ducha de agua caliente, de esta forma consigo relajarme siempre. Frente al espejo, me despojo de toda mi ropa y le doy al grifo para que comience a salir el agua, acto seguido entro en la ducha y aunque intento no pensar en él es imposible. Si, hablo del loco que me amenazo con un mensaje hace apenas una hora. Su nombre es Andrew, me repugna decirlo y sobre todo, odio que se este colando ahora mismo en mi mente cuando lo que quiero es olvidar completamente todo...
-NARRA VANESSA BRITT-
Después de unas largas horas de descanso y ducha, me dispongo a tomar algo de desayuno ya que mis tripas no han parado de rugir desde que Justin me dejo en la puerta. Me dirijo a la cocina y vierto un poco de zumo de naranja ya preparado en un vaso, pongo mi culo en la silla y prendo la televisión para entretenerme. Justo en el primer canal que sale están hablando de Bieber, "el ídolo de masas adolescente" no puedo evitar subir el volumen y escuchar sin perder un detalle lo que dicen:
"El canadiense Justin Bieber, como ya sabéis empezó hace varios meses su gira mundial Believe y después de visitar algunos países se encuentra en Atlanta, pero al parecer este chico es un no vivir; Río; y si hace unos meses le veíamos con su chica Sindy Bradford, ¡ahora tiene otra nueva acompañante!"
Y entonces, detrás de la presentadora empiezan a salir como seis fotos mías con Justin saliendo de su garaje. A mí en realidad no se me ve mucho pero igual me cabrea. Sigo escuchando atenta lo que dice la presentadora, aunque en realidad repite lo mismo usando otras palabras distintas. Prácticamente al terminar la noticia, mi móvil comienza a sonar y veo que es Justin.
-Hola-Respondo cabreada y seca.
-OH, tú también lo viste.
-Si, y no me gusta en absoluto.
-¿Vas a venir al concierto?-Pregunta cambiando de tema.
-¿Pasas a por mi?
-A las siete.
-Bien, te veré entonces.-Suspiro.
-Adiós...
Y ahí se corta la llamada, me quedo mirando la pantalla un rato con la mirada perdida y después de un rato, decido irme yo sola al centro comercial para comprarme algo, no puedo ir al concierto de Justin con mis atuendos de siempre, allí irán todos arreglados...
||Narradora||
La mañana se paso bastante rápida, mientras Vanessa se compraba la ropa, Justin practicaba para el concierto muy duro, era muy perfeccionista y no quería defraudar a sus fans más de lo que ya lo había hecho. Últimamente Justin estaba teniendo muchos problemas y ahora también los tendría Vanessa si no se alejaba de él.
-NARRA VANESSA BRITT-
Miro de nuevo el reloj nerviosa, ya son casi las siete y Bieber no tardaría en llegar. Antes de que pueda tirar un suspiro, el timbre resuena por toda la casa y corro a abrir.
-¡Vaya! nena, estas estupenda.-Exclama Justin, a lo que yo me ruborizo.- ¿Lista?
-Vamos.
Sonrío y él agarra fuertemente mi mano, como si su vida dependiera de ello o algo por el estilo cosa que me sorprende un poco pero no decido darle importancia. Montamos los dos en la parte trasera del coche, ya que su guardaespaldas va al volante. Al cabo de unos cuarenta y cinco minutos llegamos al recinto, hay un montón de gente gritando e intentando llegar hasta nuestra furgo, Justin agarra mi mano y la aprieta fuertemente.
-Ahora no te separes de mi, ¿entendido?-Me dice.
-Está bien.
Kenny el guardaespaldas sale del coche y corre hasta la puerta trasera para abrirnos, en cuanto pisamos el suelo de la acera todas las fans se ponen eufóricas e intentan llamar la atención de Justin gritando su nombre a coro. Él sin soltarme se acerca a la vaya para firmarle a algunas chicas y tomarse fotos, después de eso entramos hacia dentro del estadio en donde actuaba mi compañero en unas pocas pocas horas.
-¡wow! eso ha sido alucinante.-Digo una vez que cruzamos los pasillos.
-Son increíbles.-Me mira sonriendo.-Aunque agobiante a veces.
-Lo imagino...-Suspiro.
Y ya no volvemos a hablar más, unas mujeres vienen corriendo hacia Justin y se lo llevan mientras que a mi me dejan con una señora morena y bajita, que al parecer se llama Pattie y es la madre de Biebas. Vamos a los camerinos las dos para esperar a que empiece el concierto, según me explica vamos a estar en la parte lateral donde él canta, bastante cerca del escenario. Después de una hora la música empieza a sonar y entonces, él desciende al escenario llevando unas alas enormes negras en símbolo, según me explican, de una niña de seis añitos que falleció a causa del cáncer y que para Justin era su ángel de la guarda. Empieza a sonar una tal canción llamada "All around the world" seguida de "Take you" y muchas otras canciones más, pero sin duda mi favorita fue "Be alright", cuando se subía a una especie de grúa con la guitarra y su voz en acústico llena todo el estadio mientras las fans hacen corazones con sus manos. Mientras contemplo embelesada el espectáculo siento cómo vibra algo en el interior de mi bolsillo izquierdo, saco el móvil y al ver el número frunzo el ceño confundida. Igual contesto.
-¿Abuela?
-¡Cariño!-Exclama con la voz algo quebrada.- ¿Como estas?
-Abuela no te oigo bien.-Me alejo de donde estoy tapando mi oído para escuchar mejor.- ¿Pasa algo?
-Cielo ha habido un pequeño accidente.-Siento como se le va rompiendo la voz.-Tu...tu abuelo ha sufrido un choque contra...contra un camión y...y...y...estamos en el hospital...
Y es ahí, cuando veo cómo todo se desmorona ante mí y se forma un enorme nudo en la garganta mientras los ojos se me cristalizan, las piernas no responden y la agonía y angustia me consumen.
-NARRA JUSTIN-
Estoy casi terminando de cantar mi single Boyfriend cuando giro la cabeza y veo a Vanessa arrodillada en el suelo junto a mi madre, que la abraza con todas sus fuerzas. Me doy cuenta de que he parado de cantar y los bailarines están improvisando, no puedo evitarlo y sin disimular tiro el micrófono al suelo y corro en la dirección que se encuentran ellas. Una vez que llego, cojo a Vanessa e intento levantarla pero esta se niega.
-¿Que ocurre nena?-Le pregunto apartando el pelo de su cara.-Mírame.
Consigo que levante un poco la cabeza y veo sus ojos rojos. Balbucea un poco pero consigue hablarme.
-Mi abuelo...él ha sufrido un accidente.-Rompe a llorar.-Yo no se como esta Justin joder ¡me muero si le pasa algo!
-Esta bien.-Intento calmarla.-Voy a llevarte con él.
Cojo su mano, que le tiembla bastante, y la levanto del suelo. Mi madre aun sigue ahí mirando algo asustada por lo que pasa pero yo le hago un gesto con la cabeza para que se marche y nos deje solos, ella parece estar de acuerdo con mi decisión y se va.
-Vámonos de aquí.-Le digo.
Como prácticamente no puede ni sostenerse en pie, la agarro de la cintura fuertemente para que no se caiga y salimos lo más rápido posible, lo menos que me apetece es que Scooter venga corriendo para que le de explicaciones. Salimos, montamos en el coche y empiezo a conducir hasta no se dónde, sus sollozos opacan todo el silencio cosa que me pone bastante tenso.
-Dime a donde tengo que ir, por favor.
-Están en Georgia, a una hora de aquí.-Susurra.
-Oye, verás que va a estar bien ¿vale?-Quito mi mano del volante y agarro la suya fuertemente, intentando darle confianza.
-Sólo quiero verle.-Dice acomodándose en el asiento de copiloto.
Después de eso intento seguir conduciendo tranquilo, pero mis ojos se desvían de la carretera para mirar a Vanessa, posiblemente no la conozca suficientemente bien pero no me gusta ver a la gente así, lo odio con todo mi ser y verla tan débil ahora mismo me sentaba como un millón de disparos. Por un momento se me pasa por la mente que este “accidente” no haya sido verdaderamente un accidente, que haya sido provocado. Y esto me lleva a pensar en la única persona que haría esto: Andrew.

Holisqui amigos, antes que nada siento muchisimo haber tardado tanto en subir pero tengo que estudiar si quiero pasar de curso entonces casi no cojo el ordenador para escribir. Este capitulo no sé si ha quedado muy bien la verdad, lo he escribido rápido porque no quería retrasarme más, así que espero que os guste criaturitas del señorrrrr.
SI HAS LEÍDO ESTE CAPITULO DA RT AQUÍ POR FAVOR:

8 de marzo de 2013

Capitulo 6.- {Let me love you}

 
*Recapitulando*
Veo que tengo un mensaje de Justin:
“Hola nena, espero que ya estés despierta porque odiaría haberte despertado de tu tan profundo sueño. Cúrate la herida ¿vale? o si no, iré yo a hacerlo. Nos vemos luego, te haré una visita. Deja la ventana abierta Por favor."
Me estremezco ante su ultima frase, la de la ventana, ¿va a volver a entrar? dios mío esto no puede estar pasándome mi. Supongo que entonces, esta noche veré de nuevo al señorito Bieber….
Capitulo 6.- {Let me love you}
El reloj acaba de marcar las doce en punto de la noche y si, ni aun me he ido a dormir porque como una completa idiota estoy esperando a que Justin aparezca por la ventana que esta delante de mis narices. No se por que hago esto, no se por que estoy aun aquí esperando desde hace una hora si se de sobras que no va a venir y solo lo hace para reírse de mi, ¡soy un caso perdido! los ojos se me están cerrando, voy a quedarme dormida enseguida lo se. De repente una gran ráfaga de aire abre la ventana de par en par haciendo que golpee en la pared y provoque un pequeño chillido por mi parte, me he llevado un buen susto y no tiene gracia.
-Ya esta bien de esperar, voy a descansar que me hace falta.
Camino ligera hasta la ventana y la cierro, también corro las cortinas para sentirme mas "protegida" y vuelvo a la calentita cama, me meto en su interior y por fin, cierro los ojos consumiéndome en un profundo sueño.

||Pasadas unas horas||   *vibración* *sonido* *vibración*

Giro la cabeza, mi móvil esta con la pantalla encendida y mostrando un sobrecito cerrado. Alargo el brazo para ver que es, de paso miro la hora y son casi las cuatro de la mañana, un nombre se me pasa por la cabeza, la única persona que me llamaría a esta hora. Abro el mensaje y lo veo; una simple palabra hace que mi corazón salga despedido de aquí a la luna dando dos vueltas. Lo vuelvo a releer.
"ABREME" de Justin Bieber.
Camino nerviosa hacia la ventana. Trago saliva, los dedos me tiemblan. Inhalo aire y la abro, miro hacia abajo y allí esta; con su cazadora de cuero, la camiseta blanca, los pantalones cagados y sus supras negras, sin contar que lleva el pelo algo mojado.
-¿Subes?-Le pregunto en susurros.
-No, baja.-Hace un gesto con la mano invitándome a descender por ahí.-O te bajo yo, como prefieras nena.
-¡Estas loco Bieber!
Mientras digo esa frase me estoy pensando en si bajar o no, ¿tendría yo narices para irme? Va venga Vane, salta ahí y vete con él, Carpe Diem. Sin volver a darle más vueltas a la cabeza, me retiro de la ventana y agarro unas converses color azul turquesa; como ya estaba vestida porque estaba esperándole, no me hace falta cambiarme de ropa. Vuelvo a asomarme para asegurarme de que Justin sigue ahí y en efecto, no se ha ido.
-Nena, no estoy para perder tiempo, ¿bajas?
-¿Puede ser mas paciente por favor?-Le pido.-Si me parto el cráneo va a ser tu culpa.
-No dramatices.-Hace un gesto con la mano moviéndola hacia la derecha, luego me mira nervioso.-¡Venga!
Bufo y coloco el pie afuera de la habitación, apoyándolo en la pared de piedra. OH dios, voy a morir de un momento a otro. Saco el otro pie y por fin estoy fuera, aunque es como si estuviese flotando en el cielo porque solo estoy sostenida por dos piedras que sobresalen en la pared. Ahora viene lo divertido, pienso.
-¿Como desciendo?
-Tirate y yo te cojo.-Como le doy la espalda no le veo, pero si que oigo como se acerca.-Suéltate despacio y déjate caer.
-¿No puedes traer una escalera?-Se que suena estupido, pero también he de reconocer que me encanta verle estresado.
-¡No Vanessa! ¡No puedo!-Río.-Échate para atrás y cae, te prometo que yo te cogeré antes de que toques el suelo.
-Pero me da mie....
Y no puedo terminar la frase, porque un enorme bicho esta justo rozando mi nariz. Tiene unas enormes y largas patas que amenazan con engancharse a mí y devorarme. Estoy exagerando lo se, pero estos bichos me aterran; tanto que grito agitando mis manos y así, perdiendo el equilibrio cayéndome hacia el suelo. Por favor que Justin me coja, pido. No me equivoco.
-Te tengo.-Murmura una vez que he caído.-¿Ves? no ha sido para tanto nena.
Como estoy entre sus brazos, me giro y escondo la cabeza en su pecho, avergonzada por mi actuación de niña pequeña. Justin empieza a caminar en silencio pero sin soltarme, manteniendo firme su agarre en mí. Como estoy escondida en su pecho no veo a donde me dirijo. Puedo preguntarle.
-¿A donde vamos?
-Pues, quiero llevarte a un sitio en el que yo he vivido grandes momentos y hace años que no voy.-Saco mi cabeza y le miro encarnando una ceja. Él ríe.-No me he tirado a ninguna chica allí, si es lo que estas pensando.
-Ah.-Es lo único que consigo que salga de mis labios, cortados por el frío.
Después de unos diez minutos estacionamos justo en frente de una especie de garaje y yo sin decir ninguna palabra, bajo del coche y sigo a Justin, que esta a unos pasos más adelantado que yo. Me extraña que no hayan paparazzis.
-Ven.-Coge mi mano y yo me estremezco ante su tacto.-Ten cuidado de donde pisas.
Entrelazamos nuestros dedos y caminamos hacia la puerta. Con la mano que tiene libre, Justin saca un llavero y mete la correcta llave en la cerradura. Al entrar, lo primero que veo es un piano tapado por encima con una sabana blanca, que es enorme, y después de eso hay otra puertecita que esta cerrada. Es como un garaje. Sin querer, tropiezo con algo pero no llego a caerme; es una batería bastante grande.
-Es mía.-Me explica Justin al ver que estaba embelesada mirando aquel instrumento musical.-De pequeño usaba una silla para tocar, pero luego mi madre ahorro junto con unos amigos y me compraron esta batería.
-Debió de costar bastante.-Digo pasando mis dedos por un platillo algo ensuciado de polvo. Lo miro y se encoge de hombros.
-Bueno, sigamos.
Como ni aun le he soltado, caminamos los dos bastante juntos. Pienso que vamos a atravesar la puerta que antes he mencionado, pero en lugar de eso Justin alarga su brazo y del techo, abre como una puertecita de la que sale una escalera y da al tejado del garaje. Le miro sorprendida y él se limita a sonreír.
-¿Vamos a subir?-Le pregunto.
-Si, y no me digas que te da miedo porque desde que te conozco ya se unas cuatro cosas que te aterran, y te recuerdo que nos vimos hace dos días.
-Aparta nene, que voy a subir.
Me suelto de su mano, le empujo haciéndolo a un lado y subo por la escalera con toda la ligereza que me es posible. Una vez que llego hasta arriba, me aseguro de no poner mal los pies y resbalarme, no quiero acabar en el suelo. Justin enseguida esta a mi lado y sosteniendo mi mano, le miro esperando a que me diga algo o de alguna orden, pero en lugar de eso mira su reloj de la muñeca derecha y se sienta. Algo confundida le imito. Estamos tan cerca...
-Cada vez que vengo aquí por algo de las giras, las reuniones o alguna entrevista, por la madrugada acudo a este sitio para pensar.-Suelta sin más.
-Es... no se.-Me encojo de hombros.-Siempre se necesita un momento de soledad para aclarar las ideas supongo.
-Bueno ahora no estoy solo.-Dirige la mirada hacia mi y lo único que puedo hacer es sonreír.
Son las 5 de la mañana, el sol empieza a salir de las montañas alejadas y tengo que admitir, que es realmente hermoso. Esto es lo que Justin verdaderamente quería mostrarle, el paisaje tan bonito. Un escalofrío me recorre todo el cuerpo e intento disimularlo; aunque dejo escapar un pequeño suspiro, seguidamente bostezo.
-Oye si tienes sueño te llevo a casa.-Me dice pasando un brazo al rededor de mis hombros.
-En realidad quiero estar antes de que Debi despierte, que eso es dentro de nada.-Le digo sacudiendo mis manos algo manchadas de polvo en el Jean.
-Bien, pongámonos en marcha pues.-Se levanta.
Tiende su mano hacia mí para ayudarme a ponerme de pie y yo se la acepto, al estar erguida me tambaleo un poco pero Justin enseguida esta a mi lado para sostenerme y evitar una caída.
-Gracias.-Le digo como en un susurro.
Volvemos a bajar por la escalera y una vez dentro del garaje, cerramos la puertecita que daba al tejado. De nuevo, me aferro a la mano de Justin y camino junto a él hasta la salida; aunque antes le hecho un rápido vistazo a todo lo que se encuentra allí.
-¿Vamos?-Pregunta Justin explotando mi nube de pensamientos.
-Emm, si...
-NARRA JUSTIN-
Salimos del garaje cogidos de la mano y nos dirigimos hasta el coche. *Flash* Le abro la puerta de copiloto *Flash* y pasa con agilidad adentro. Yo voy hasta la otra parte *Otro Flash* y monto *De nuevo otro flash de cámara*. Comienzo a conducir no muy rápido, pues quiero evitar que la policía me pare y tenga que pagar una multa de mil dólares. Al cabo de unos veinte minutos más o menos, estaciono frente a la casa de Vanessa.
-Muchas gracias.-Musita mostrándome una sincera sonrisa de agradecimiento.
-No es nada.-Se desabrocha el cinturón.-Además, ha sido entretenido.
-Estoy con tigo.
Abre la puerta del coche y antes de salir, se inclina hacia delante de mí y presiona sus labios contra mi mejilla. Se aparta demasiado rápido, sus mejillas están sonrosadas.
-Adiós Bieber.-Sonríe y sale del vehiculo.
De repente, me viene una especie de flechazo e inconscientemente, casi por impulso, salgo y corro hasta ella.
-¡Espera!-Da la vuelta para mirarme.-Ehmm, esta noche doy un concierto aquí y bueno, me haría ilusión que vinieras.
-Pero, yo no se donde es y...-La interrumpo.
-Vendré a por ti, a las ocho nena.-Hago un gesto con la mano y ella ríe.-¡Hasta luego baby!
Definitivamente, nos despedimos y yo regreso a mi Bat móvil y ella a dentro de su casa. Una vez encerrado en el coche me doy cuenta de lo que acabo de hacer, la estoy introduciendo en mi mundo, en el mundo de las cámaras y paparazzis detrás de ti todo el tiempo, y encima yo, que ya tengo suficientes mierdas para que ella se vea involucrada. No puedo, tengo que alejarme de Vanessa como sea...
Siento el móvil vibrar en mi bolsillo, seguramente es Scooter, pienso. Pero al encender la pantallita veo que no es él, sino un número desconocido que me envía un mensaje. Lo abro y comienzo a leer detenidamente:
"¡Wow Bieber! Me tienes impresionado, hace a penas un mes que rompiste con Jasmine y ya estas con otra chica, muy guapa por cierto. Espero que le hayas contado en toda la mierda en la que la estas metiendo, puedes empezar contándole como quiero arruinar tu carrera y lo poco que me importa matar a alguien para conseguirlo, como lo hice con Sindy..."
-------------------------------------------------------------------------
Vale, antes que nada siento muchísimo subir tan tarde pero he estado de exámenes y no he podido escribir. Como veis, esto se va poniendo más interesante y espero que os guste adgksgknsj en delfín, dad RT AQUI :
Y ¡mil gracias por leerme!